Una niña con síndrome de Down interrumpe una misa del Papa Francisco. Su reacción vale millones




Un acto de ternura y dulzura trasciende todas la fe, ya que conecta con esa esencia divina que todos los seres humanos tienen en su interior. El Papa Francisco es el máximo representante de la religión católica en todo el mundo y pasará a la historia por sus grandes muestras de bondad que le acercan a los feligreses.

Hace poco protagonizó una dulce escena que bien podría haber acabado menos afortunada. El Papa nació en Argentina, y un día ofreció una homilía a una delegación invitada de las Olimpiadas Especiales, en las que participan personas con discapacidad intelectual.

En la ceremonia una niña con síndrome de Down se acercó al púlpito. Se quedó parada perpleja al Papa Francisco mientras que los padres trataban, sin lograrlo, que volviera a su asiento. La niña no atendía a razones y cuando el Pontífice se dio cuenta de la situación su reacción fue muy tierna.

El Papa la invitó dulcemente a sentarse al lado de él, incluso le cogió la mano mientras recitaba las Sagradas escrituras.

La situación enterneció a todos los asistentes en una imagen que se hizo viral en las redes sociales de todo el mundo. Muchas personas elogiaron la manera de actuar del Papa con esta niña.

“No soy católica, no creo en Dios, pero esto es absolutamente hermoso. No respeto a muchas personas religiosas, pero definitivamente respeto al Papa”, se leía en uno de los comentarios de Facebook.




Si al final os pareció interesante esta NOTICIA ( TRISTE, DIVERTIDA, INCREIBLE ,TE CABREA... ETC) compartirla por aquí en las redes sociales con vuestros amigos GRACIAS!!!







Be the first to comment on "Una niña con síndrome de Down interrumpe una misa del Papa Francisco. Su reacción vale millones"

Deja un comentario

Tu email no sera publicado.


*