Saltar al contenido

Por lo tanto, ¿Se puede beber agua mientras comemos o no?

En muchas ocasiones se ha argumentado que no se debe beber agua mientras se está comiendo. Algunos dicen que esto es por el hecho de que el agua diluye el jugo gástrico. Otros comentan que se debe a que esto engorda. Existen otros que dicen que el agua que consumimos empuja la comida no dirigida del estómago. Pero, ¿Puede el agua verdaderamente dañarnos?

A continuación te vamos a desvelar si es posible beber agua mientras comemos.

1. ¿Qué ocurre con la comida y el agua en el estómago?

La digestión comienza desde que esperamos dar el primer bocado a la comida, y la saliva se forma en la boca. Cuando se mastica la comida, se mezcla con la saliva, que esta formada por enzimas necesarias para la digestión. Después, la comida ya que está ablandada ingresa en el estómago donde se mezcla con el jugo gástrico ácido. El estómago necesita unas 4 horas para digerir la comida, para así convertirla en una sustancia liquida llama “quimo”.Éste se va más adentro de nuestro intestino donde le dará a nuestro cuerpo los nutrieres que necesite.

El agua retenida no permanece en el estómago mucho tiempo ya que 300 ml de agua aproximadamente salen del intestino tras unos 10 minutos. Si bebes agua al comer, el agua no formará un lago en tu estómago. Pasa a través de la comida masticada y el resto saldrá rápidamente del estómago.

2. El líquido no reduce la acidez

Si el estómago “siente” que no puede digerir algo, pues producirá una nueva porción de enzimas y aumentará la acidez del jugo gástrico. Si bebes incluso un litro de agua, esto no afectará a la acidez de ninguna forma. Los estudios han demostrado que la comida pos si sola puede reducir ligeramente la acidez.

3. El líquido no afecta la velocidad de la digestión

Los científicos confirman que el líquido sale del estómago más rápido que los sólidos, pero no afecta a la velocidad de la digestión.

4. ¿Podemos beber mientras comemos? Esta es la conclusión …

Si bebes agua durante la comida no obtendrás ningún daño. Al contrario, el agua ayuda a suavizar y digerir mejor la “grasa seca” de la comida. No bebas hasta que dejes de masticar y no tragues la comida, debe empaparse con la saliva, la cual contiene los enzimas necesitas para digerir esos alimentos.

Existen ventajas significativas. Cuando una persona hace pequeñas pausas para beber agua, ralentiza el curso de la comida. Por lo tanto, una persona come menos y no come en exceso.

Si por casualidad estás acostumbrado a tomar té con cada comida, y no ingerir agua, no hay nada de malo. Los estudios no han visto ninguna diferencia en el aumento de la acidez del jugo gástrico del estómago bebiendo té o agua.

La temperatura del agua tampoco afecta a la velocidad de la digestión o la recepción de los nutrientes. En pocos minutos, el estómago calienta o envía el contenido a la temperatura deseada.

Si al final os pareció interesante esta NOTICIA ( TRISTE, DIVERTIDA, INCREIBLE ,TE CABREA… ETC) compartirla por aquí en las redes sociales con vuestros amigos GRACIAS!!!