Saltar al contenido

Atención!! Dormir con los padres durante mucho tiempo es perjudicial para los hijos

Cuando un niño nace existe un proceso de adaptación en la unidad familiar que se debe de cumplir y la verdad es que no es nada fácil ya que los padres se tienen que acostumbrar al bebé y el bebé al mundo.Se tienen que acostumbrar a amamantar, los horarios para dormir, a los cólicos, cambio de pañales y otras más situaciones.

En estos cambios y adaptaciones puede que el niño duerma en la misma cama que sus padres. Pasado el tiempo y cuando se quieren dar cuenta los padres el niño sigue durmiendo en medio de los padres. Hay otros casos en los qua a media noche lloran y se pasan a la cama de los padres y otros que llegan a hurtadillas en mitad de la noche y se meten en la cama.

Este proceso de cambio en la casi todos los casos no es nada fácil ni para los padres ni el niño y a la larga es perjudicial para el niño y la privacidad de los padres. No existe una edad específica para que el niño deje la cama de los padres y comience a dormir solo en su cama pero los padres deben intentar de que sea lo más pronto posible y de forma agradable ya que así el niño verá el cambio como algo bueno.

Lo ideal seria determinar un balance entre cuidar del niño y respetar el espacio que debe tener cada uno.