Saltar al contenido

El Convirtió una fábrica que estaba abandonada en el hogar de sus sueños y El interior te dará mucha envidia

Mucha gente dice que la basura de uno podría ser el tesoro de otro, pero seguramente nadie le dió un sentido tan profundo a esta frase como este arquitecto posmodernista español llamado Ricardo Bofill. Él encontró una fábrica de cemento que estaba abandonada desde 1973 y ha decidido transformarla en una increíble hogar y en su lugar de trabajo.

Él tuvo una increíble capacidad para poder ver el potencial que tenía ese edificio y sumado a su auténtica creatividad desbordante convirtió está antigua fábrica de cemento en un lugar mucho más que hermoso.

Transcurridos muchos años también decoró en el exterior de la fábrica con una vegetación y transformó todos los interiores.

Eres perefecta/o