Saltar al contenido

Cada uno de los habitantes de este pueblo de holanda vive bajo vigilancia desde hace más de 8 años

En el pueblo viven 150 habitantes y llevan una vida normal, sin embargo cada uno de ellos tiene una estrecha vigilancia. A continuación te contaremos como es este sorprendente pueblo en donde hay una especie de hospital para ancianos que sufren de demencia.

La idea de crear esta clínica con estas características es de Yvonne van Amerongen en el año 2009. Trabajó durante muchos años en una residencia de ancianos y conoce bastantes de esta enfermedad.

Los pacientes no están metidos todo el rato en sus habitaciones sino que llevan una vida totalmente normal, ya que van a restaurantes, se juntan con sus vecinos para jugar y ni siquiera piensan en ningún instante que están viviendo en una clínica psiquiátrica. El espacio donde viven tiene calles, jardines, plazas, peluquería y hasta un pequeño teatro. Las casas están decoradas con detalles específicos de la época en la que la memoria del paciente dejó de funcionar. El paciente que llega elige el lugar para vivir según sus gustos.

Conviven en grupos de 5 o 6 personas en la casa con uno o dos cuidadores. Se tiene que tener un constante diálogo con ellos e interactuar con el exterior ya que frena el avance de la enfermedad. El marido de una anciana que vive en Hogeweyk dijo en una revista:

“Es un espacio abierto donde las personas pueden observar el cambio de las estaciones del año, sentir cuando hace calor o frío. Pueden ir a un restaurante, tomar una taza de té, ir con total libertad a cualquier sitio”.
En el hospital trabaja un gran personal que fingen ser cajeros, trabajadores e incluso habitantes. El fundador de la clínica afirmó: ”Todas las personas que viven aquí requieren de un tratamiento, por lo que toman su medicación. Pero, para nosotros, en primer lugar son personas“.

Si algún paciente se va hacia la salida hallará a un profesional médico que le informará de que la puerta está cerrada y lo mandará hacia otra ruta. Su superficie es de 1,5 hectáreas y todo encaja a la perfección según las necesidades de los pacientes.

En el año 2013 recibió el premio Highly Commended Award por la atención y cuidado de personas que tienen demencias. El coste de este tipo de alojamiento es mucho más barato que tener una enfermera 24 horas al día interna en casa.

Eres perfecto